Logo Camper

Códigos descuento y ofertas Camper

Todas las ofertas de Camper de febrero 2024

Cupones descuento y ofertas activas para Camper

A día de hoy, 26 febrero 2024, todas las ofertas y cupones de Camper se encuentran disponibles directamente a través de su página web. Te recomendamos que entres en ella y eches un vistazo a todas las que hay disponibles para ti.

Más información de Camper

CAMPER es una marca cada vez más reconocida en el mercado de los zapatos en España. La fábrica se encuentra en Mallorca, aunque estos zapatos los podemos encontrar en cualquier parte de España y del extranjero ( estuve hace dos años en Suecia y, para mi sorpresa también los vendían allí).

Tiene franquicias situadas a lo largo de todo el territorio español, aunque también podemos encontrarla en multitud de zapaterías y de grandes almacenes ( El Corte Ingles, por ejemplo).

Camper hace zapatos para hombre y mujer ( para niño no sé, no he visto). Las edades comprenden desde adolescentes hasta……bueno, no sé, mi madre, tiene unas sandalias y está encantada. Así que creo que están hechos para todo el mundo que le guste la originalidad y la comodidad.

Hablando de comodidad, estos zapatos son comodísimos. La mayoría tienen suela de goma y se adaptan muy bien a nuestros pinreles. Se nota que llevas unos camper porque andas y andas y andas ( de ahí viene el titulo de la opinión) y no te cansas como te podrías cansar con otros.

Orígenes de Camper

Camper comienza su actividad oficialmente en 1975, en Mallorca aunque para comprender realmente la empresa hay que remontarse 98 años atrás a 1877, cuando el artesano zapatero, Antonio Fluxá zarpa rumbo a inglaterra para conocer nuevos metodos de fabricacion industrial.

Es este el punto de arranque de la hoy mundialmente conocida y valorada empresa Camper, que fue fundada con este nombre por el nieto de Antonio, Lorenzo en 1975, como una apuesta joven e innovadora con un concepto de libertad y modernidad.

Sus diseños

Inconfundibles por su estética y diseño, innovador y moderno, cómodos y elegantes…han creado tendencia en todo el mundo. Desde sus inconfundibles pelotas (mezcla de zapatillas retro estilo deportivas )hasta sus insuperables twins (el pie izquierdo y derecho son diferentes), entre sus diseños mas conocidos, seguro que no pasaréis desapercibidos con ellos puestos (y os lo digo por propia experiencia ). Su estética desenfadada y divertida, de aires mediterráneos es copiada todas las temporadas y asi podemos encontrar copias casi calcaditas (aunque no en la calidad y comodidad ) en cadenas como Zara y varios del grupo Inditex, y en el extranjero pues también.

Es más hasta en Japón se pirran por sus diseños y (confirmado personalmente por mí)en Tokio sus diseños se venden como rosquillas, aunque eso sí a un precio considerablemente superior y es que para eso es la ley de la oferta y la demanda.

Esto es lo que más me gusta de los Camper. Son, ante todo, originales. Además, muchas otras marcas intentan imitarles. Tienen tanto zapatos sport (la mayoría) como de vestir. Voy a hablar de algunos de los modelos más conocidos:

  • Los zapatos «pelota» : llamados así porque su punta es bastante redondeada. Recuerdan a los zapatos utilizados para jugar a los bolos. Los podemos encontrar de varios tipos : de piel beige con detalles en otro color, de ante, con cordones, sin cordones… toda una variedad.
  • Los twins : estos me parecen los más originales. En el par cada zapato es diferente. Bueno, diferente diferente no. El modelo es el mismo pero cada uno de los zapatos tiene un detalles ( dibujado o bordado) diferente al otro. Lo gracioso es que hay algunos que si juntas los pies ves cómo el dibujo continua empezando por un zapato y acabando por el otro. Originalidad total.
  • Las sandalias «tanakas» : estas sandalias se basan en el modelo de tipicas chanclas de piscina de meter el dedo. Pero no son una «chanclas» cualquiera. Ni siquiera se utilizan para ir a la piscina. Camper las puso de moda hace 1 año o 2 y este año muchos fabricantes se han decidido a fabricar modelos de estos. La suela de estas sandalias son de goma y, la peculiaridad que tienen es que la superficie viene adornada con dibujos ( la mayoria florales). Son unas chanclas » de vestir».

Podría seguir hablandoos de modelos y modelos de Camper, pero no es cuestión. He elegido estos tres porque me parecen bastante característicos de la marca y están muy de moda.

¿Tienen calidad los zapatos Camper?

Altísima calidad, tanto en pieles utilizadas como en ergonomía del zapato, para que nos entendamos adaptación del zapato al pie. Póntelos y saldrás corriendo..pero de felicidad. Así que muchísima comodidad sin perder un ápice de elegancia.

Y de duración tendrás para varios años porque utilizan pieles fáciles de limpiar y que no se estropean rápidamente, por lo que seguramente los guardaras cuando te canses de ellos pero difícilmente los tiraras.

Y como prueba, cuando los compras te entregan junto con tus zapatos una garantia de calidad, que si te arrepientes de la compra tienes un mes para devolverlos (claro siempre que no se hayan utilizado), ideal para indecisos.

Precio de los zapatos Camper

Por lo general son zapatos muuuy caros. De todas formas yo escatimo menos a la hora de comprarme unos zapatos que a la hora de comprarme una camiseta.

Si unos zapatos te hacen daño, lo único que haces es sufrir. Por eso yo me suelo decantar por esta marca que, aunque tenga que pagar algo más, me da la garantía de comodidad. Y

o soy de las que prefiere comprarse un par bueno que cinco malos. Tenemos zapatos Camper desde unos 70 euros en adelante, dependiendo del modelo. Además, con las ofertas y códigos descuentos de la web, podéis ahorrar mucho dinero.

Tiendas en las que comprar zapatos Camper

Tienen tiendas repartidas por todo el mundo, desde Alemania hasta Yugoslavia, por ir desde la a hasta la z (porque en Zambia creo que no tienen), así que si no los tienes es porque no quieres.

Solo en España tienes repartidos por todo el territorio nacional. Pero si con esto no te es suficiente en casi todas las buenas zapaterías de cualquier ciudad española los puedes encontrar, incluyendo Corte Inglés y similares.

Que con todo vives en una casa perdida en medio de la sierra morena, donde solo llega el cartero una vez cada tres semanas… pues también puedes comprarlos online, al mismo precio que en la zapatería más los gastos de envío. Así que más fácil imposible. Si no los tienes es porque no los quieres.

 

Opiniones de Camper

.º.º.YO CAMPER… ¿Y TÚ?.º.º.

La verdad es que he perdido la cuenta de cuántos pares de zapatos de esta marca he tenido a lo largo de mi vida; actualmente tengo 8 pares, y en el futuro espero comprar más, ya que son los mejores zapatos que se pueden encontrar en el mercado.

En primer lugar hay que hablar de su diseño, por supuesto; Camper siempre se ha caracterizado por el diseño de sus zapatos, muy atrevidos y modernos, pero nunca llegando a lo estrafalario. Últimamente se ha hecho muy popular el modelo "pelotas", los cuales son comodísimos (yo los tengo en azul marino) y tienen una suela muy curiosa, formada por burbujitas de diversos tamaños. Otros modelos que merecen ser destacados son los "brothers" o los "industrial", los cuales pueden ser encontrados en una gran variedad de colores y formas (bota, zapato con suela gruesa, con suela delgada...).

Por supuesto, existen otros modelos que a mí personalmente no me gustan, ya que llegan a ser demasiado modernos para mi estilo, pero que sin embargo agradan a mucha gente (lo que indica que hay zapatos para todo tipo de personas).

El precio no es excesivamente elevado, ya que desde 50 € puedes comprar un par de zapatos de esta marca, llegando algunos modelos hasta los 100 € (no suelen exceder ese precio). Para algunas personas estos precios pueden parecer un poco caros, pero, sinceramente, vale la pena gastarse un poco de dinero en un buen par de zapatos que, además de "chulos", son duraderos: yo tengo mis "pelotas" desde hace tres años (ay, qué malpensados soisssss!!!)... y todavía les queda "trote" para rato.

Por otro lado son unos zapatos comodísimos, con los que da gusto andar; incluso al estrenarlos, nunca me han rozado ni me han hecho daño, lo que se agradece bastante, ya que las rozaduras de los zapatos duelen que para qué...

En definitiva, unos zapatos de gran calidad, por los que no pasa el tiempo (mis "brothers" negras parecen recién estrenadas); además, se puede comprar estos zapatos en prácticamente todas las zapaterías, aunque es en la tienda Camper donde hay más variedad de modelos y colores.

Su página web es www.camper.es, donde podéis contemplar todos los modelos, las novedades, envíar sugerencias, pedir el catálogo e incluso participar en algún que otro concurso; y todo en una página con un diseño muy atractivo, al igual que sus zapatos.

En fin, que os recomiendo esta marca de zapatos ya que es, con diferencia, la mejor.

LOS ZAPATOS ESPAÑOLES…LOS MEJORES

Voy a hablar de la historia de tres más uno Campers que tengo en mi casa. Mis primeros fueron y siguen siendo los mejores: mis camperas ¨a la grasa de caballo¨. Trece años me duran y siguen con el mismo aspecto que en 1996, sin ninguna arruguita más y más frescas que una lechuga (la versión en botas de Norma Duval, creo). Cuando me las compré en el 93 no me imaginaba que durarían tanto ni que mantendrían el mismo buen aspecto (tras 3 o 4 recauchutados en el zapatero y un par de cambios de forro). Si algo me convence de que camper es una buena marca es precisamente esto. Mis segundos Camper fueron unos Zapatos estilo bachiller (el zapato clásico de piel brillante acharolado) que la verdad no puedo considerar ya como míos. Por alguna extraña razón mi tobillo derecho tiene cierta manía a algunos zapatos y parece que le tocó la china a estos. Ya podeis imaginar: ampollas de tamaño de moneda de 2 euros y todo eso. Ahora algún afortunado moldavo estará disfrutándolo de unos zapatos nuevos (donados a una de esas instituciones que recogen ropa para inmigrantes) y yo de unos callos nuevos.

Tras esta decepción pasé mucho tiempo sin encontrarle a mis botas una hermanita hasta que me enamoré de unos zapatos de ¨piel vieja¨ estilo obrero pos revolución industrial (ya imaginais: zapato bajo de esoso que parecen aplastados y de suela fina). Es curioso que en un blog sobre zapatos de un tal Manolo´s (no confundir con los famosos ¨manolos¨, esos zapatos por los que muchas neoyorquinas se han ¨recortado¨ dedos del pie como si de modernas canicientas se tratara) sean para él los únicos Campers ponibles (qué sabrá un yankee de zapatos...). Volviendo al tema, debo decir que estos pudieron seguir el camino de los anteriores ¿solución?, pues lo abrí como un pez por el tobillo y le saqué la pieza que daba rigidez al talón y me molestaba (el mismo zapatero que me dijo que los regalase me los volvió a coser alucinado). Tras estos me hice con unas botas fantásticas bastante fashion que no me han dado ningún problema.¿ Porqué os digo esto?. Porque a veces a algunos camper les he detectado, al menos en mi caso que la pieza que da rigidez al talón molesta (al menos en los zapatos de corte clásico).

Otro asunto:el precio. No es un zapato barato (100 eurillos mínimo) ni un zapato caro como unos hugo boss o unos sebago (el tipo de zapatos que se aproxima a los 200). Yo soy más partidario de comprarte unos buenos zapatos y ahorrar en lo demás. Una chaqueta algo cutre puede que sólo moleste a la vista pero unos zapatos malos pueden fastidiar los pies (hay zapatos buenos por menos de 100 pero he comprobado que tardan menos en perder el lustre), así que nada de ir a Zara por zapatitos (o alguna sospechosa como Adolfo dominguez..que sólo pone la marca). Mi consejo: compraros pocos zapatos pero decentes (de todas formas pasa de moda rápido, así que al menos dure) y bastante atemporales . En los zapatos no escatimeis. En el extranjero he visto en páginas precios bastante elevados (180 dólares y similares) así que no es para tanto.

Modelos: bastante amplio es el mercado para fijarse en ellos. Cambian constantemente y han tenido aciertos de marketing como los ¨pelotas¨ pero otros parecen literalmente hechos para ir a la aldea a trabajar con las vacas o para entrar en un quirófano de un hospital (esos de silicona son inolvidables). Por lo demás es una gama bastante amplia y la calidad es buena para lo que veo por aquí (aunque de zapatos españoles ya es dudoso si los Panamá Jack vienen de China y los Camper de Marruecos) aunque había algunas alpargatas de tela que parecían ¨de los chinos¨.

Como último una cosa. Tenemos en España un elevado pesimismo respecto a la calidad con la que producimos las cosas. Yo pensaba un poco así hasta que me contaron dos anécdotas dos personas distintas. Mi hermano viajó hace poco a Estados Unidos. En uno de esos grandes almacenes (creo que esos donde un traje viene a costar 600 dólares como poco) mi hermano se compró a un traje. El llevaba una sencilla chaqueta de lana (de marca confecciones estilo ¨made in Spain¨, ni Burberris ni nada de eso) y tuvo que dársela al encargado de la tienda para probarse el traje. Cuando se lo hubo comprado lo único que le preguntó es donde había comprado la chaqueta, ya que entendía de paños de trajes, y quedó alucinado por la calidad de una chaqueta vieja de 10.000 pts!!! (creo que se la propuso vender). Hablando con un amigo suyo que le acompañaba le comentó que no hacía mucho un soldado de esos que están de guardia en el Capitolio ( o un sitio de esos de alta seguridad) le propuso lo siguiente sin ningún tapujo: podría venderme sus zapatos?. Parece que por allí los zapatos son de una calidad estándar bastante mala y el único escape es ¨lo europeo¨. Estos son sólo dos puntos que indican hasta que punto desaprovechamos vender lo español de calidad fuera. Los Camper no son unos zapatos de 300 euros pero para mí son de lo mejor que se puede comprar a ese precio. 

Camper los mejores

Al decir “Camper”, todo el mundo lo asocia al instante con zapatos de calidad, y es que desde 1870 se encuentran a nuestros pies.

En esos años, y gracias a una familia mallorquina, se inició la fabricación de calzado en la isla, pero no fue hasta 100 años después cuando se crea esta marca. El primer zapato que salió con ese nombre se fabricó gracias a los desperdicios de otros zapatos, con la intención de hacerlos más flexibles y cómodos.

A principios de los 80, abrieron la primera tienda en Barcelona, que revolucionó el concepto de zapatería, ya que todo el producto se hallaba expuesto por la tienda, y la gente podía tocar y mirar a su antojo. Esto hoy en día como es muy habitual no llama la atención, pero en aquel entonces, éramos muchos los que íbamos a esa tienda por el mero hecho de ver como la tenían montada.

En estos momentos hay muchísimas tiendas repartidas por toda España, el aspecto de todas ellas tienen un aire familiar, pero a la vez, cada una marca su propio estilo e independencia.

La expansión al resto del mundo, se hizo hace unos 18 años, gracias a Japón, que fueron los primeros en darles una oportunidad. Hoy podemos encontrar esta marca española en cualquier rincón.

Siempre han sido muy vanguardistas, avanzados a su época con unos diseños muy cómodos y funcionales, casi para todos los públicos.

El colorido y la variedad llaman la atención constantemente. Su diseño generalmente es bastante innovador, aunque también tiene algunos más convencionales para aquellos que son más serios y no se atreven con según que cosas.

No son unos zapatos cómodos, pero la verdad es que vale la pena esa pequeña inversión y comprarlos, ya que su durabilidad está garantizada. A mi marido le regalé unas bambas en tonos tierras y verdes de cordones, hace ya 4 años, y se ven un poquito pelada en las punteras, pero la suela está casi intacta.

Al ponerte uno de ellos, sientes suyo su lema, el que dice que Camper es una forma de andar, ya que son los más cómodos que yo he probado nunca.

Además a la hora de comprar te has de asegurar de que te gustan mucho, porque los acabarás tirando antes por aburrimiento que por desperfectos. A tener en cuenta que solo tienen de caballero y señora, ya quede momento la gama infantil no la tocan, su numeración comienza en el número 36.

En su gama podemos encontrar todo tipo de modelos, desde bambas muy innovadoras, las clásicas, botas de media caña, de caña alta, zapatos con tacón, sandalias, mocasines, zapatos de fiesta, en fin de todos los modelos del mercado.

El precio medio de cualquiera de sus modelos es a partir de 100 euros, aunque también los podéis encontrar por el doble. Vale la pena esperar a la campaña de rebajas, o por lo menos a las promociones especiales del 10% que hacen un par de veces al año, y con ello ya te ahorras algo.
Imitadores en el mercado se pueden encontrar muchos, pero como los originales, en comodidad, y durabilidad ninguna, eso os lo puedo asegurar.

Una marca altamente recomendable, y encima consumimos producto nacional.

«NI PISANDO MIERDA»

Hace muchos años que calzo un 40, desde los 10 años, vamos que los conocidos/as y en casa me llamaban "la de las rebanadas de pan de payés en los pies".

Gracias a mi espíritu rebelde al fin logré desterrar los zapatos ortopédicos pues tuve que llevar plantillas, las odiosas plantillas, desde pequeña.

Bien, esta introducción es para cargar de razón y emotividad lo que sigue a continuación: ¡¡¡POR FÍN PUDE TENER VOZ Y VOTO SOBRE MIS PIES!!!

Y además, necesitaba un tipo de zapato cómodo, moldeable, sin asperezas pero que tuviera una forma consistente para que en absoluto mis pies "camparan" a su rollo.

Después de años probando varias marcas, unas me parecían muy repipis, las otras muy duras, las demás demasiado flexibles...

Paseando por Barcelona con una amiga fuí a topar ante un establecimiento "Camper", me quedé babeando el escaparate... Mi sueño hecho realidad. Entramos. Tenían una gama amplia, eran más que cómodas, de moderada robustez, de suela generosa (importante para una persona como yo que en ese momento pisaba mierdas por un tubo), pero uffffff vaya precios.

Cerré los ojos y las compré. Las rebajas estaban a la vuelta de la esquina y pensé que ese otro par que tanto me costó dejar en la tienda esperaría mi regreso. snif snif

De esto hace ya unos catorce años, creo, (me pasa el tiempo volando) y sigo fiel a la marca, mientras siga cumpliendo mis expectativas, me tiene cautivada su calidad, su estilo, su comodidad, su durabilidad y el esfuerzo de ser una empresa que mejora temporada a temporada, se nota y se valora mucho.

Eso sí, siempre me las compro en rebajas. Nada, nada, una que al ser "joven emprendedora" pues no tiene un ... duro.

La calidad se paga

Camper es una de las mejores marcas de zapatos y eso se nota. Se nota en su calidad, excelente, y en lo mucho que duran. Y se nota también, vaya si se nota, en el precio, realmente elevado. Pero ¿merece la pena pagar tanto por unos zapatos Camper?

La respuesta a esta pregunta es bastante complicada. Depende de si eres de esas personas que se compra zapatos cada dos por tres o no. Si lo que quieres es un calzado que te dure, que te lo puedas poner durante muchos años y no te dé problemas, entonces sí merece la pena. Pero si eres de las personas que cada mes o dos meses se compra unos zapatos y busca el típico modelo que rápidamente se pasa de moda, entonces no, porque no los rentabilizas. Claro está, si tienes pelas y te lo puedes permitir, pues sí, cómpratelos, pero vamos, ese no es el caso de la mayoría.

Los zapatos de Camper tienen una calidad muy alta, tanto por fabricación como por materiales empleados. Además, a poco que los trates bien, te aguantarán el paso de los años, especialmente si te compras algún modelo que no se pase de moda. Yo te los recomiendo, aunque eso sí, vete preparando diez mil pelas como mínimo.

Son caros pero buenos y versátiles

Los Camper que yo tengo son los famosos pelotas. Aunque mucha gente no los conozca por este nombre (que se debe a que la suela está llena de semiesferas) creo que el estilo es inconfundible. Es una especie de híbrido entre las zapatillas de deporte (o más bien botas de fútbol) y unos zapatos “normales”. La consecuencia es que aunque no sean zapatos ni botas de fútbol, se pueden usar como zapatos o como zapatillas. Una idea muy ingeniosa: apto para todos los públicos y para casi todos los momentos. Hay poca variedad dentro de los pelotas. Lo que más cambia es el color o la combinación de colores. Hay por tanto más convencionales (para ser pelotas) y más audaces.

Yo no cuido bien mís zapatos Camper, he de reconocerlo. No les doy grasa (sólo un par de veces al año, o sea, cuando me acuerdo) ni, por lo demás, los trato especialmente bien. Y ellos aguantan, aguantan... Con esto creo que queda claro que su calidad, al menos desde el punto de vista de su consistencia, es alta.

La cosa cambia cuando se habla de dinero, puesto que valen alrededor de 80 €. Es cierto que aparte de por la tontería, uno paga por la originalidad y por la calidad: pero hay que pagarlo. En cuanto a la originalidad es cierto que ellos, que yo sepa, son los primeros pero cada vez más hay zapatos de otras marcas que siguen el mismo estilo. Ahora hay por tanto en las tiendas zapatos en la misma onda pero hay mucha más variedad

Creo que aparte de pelotas no hay mucha más variedad en Camper, que distribuye sus productos en sus propias tiendas.

En resumen creo que estos zapatos están muy bien especialmente uno quiere y puede darse un caprichito. Quizá, tal y como está el mercado, Camper tenga que volver a pensarse su política de precios (si les salen las cuentas). Un saludo a todos. 

BUENO BONITO pero no tan barato

Desde hace unos años solo uso zapatos Camper, a muchos les parecerá una pijería pero no soy capaz de encontrar zapatos que se adapten a mi pie con tanta facilidad como los de Camper.

Unos porque son muy duros, otros porque la suela se desagasta en dos días.

Compré unas botas hace 3 años, me las he puesto casi a diario, son comodas para llevar con vaqueros, faldas,... de todo! Y después de 3 años aunque están ya viejillas y están a punto de romperse... Pero 3 años señores! Otros zapatos nunca me han durado tanto! Ya pagué 16.000 mil pesetas de las de antes, pero desde luego he amortizado hasta el último duro!

Lo único malo es el precio. Mucha gente tira a comprarse otros zapatos porque camper les parece muy caro. Es cuestión de probarlos y darse cuenta de que al final no es que no salgan más caros si no que dado que duran mucho más que otro tipo de zapatos la compra resulta mucho más económica.

Además el estilo (aunque es bastante similar en todos los modelos) se adecua a todo tipo de gente, gustos y ropa. Yo uso Camper a diario, desde hace ya por lo menos 5 años y nunca me han fallado, seguiré usando Camper, por su comodidad, confort y estilo.

AÑADIDO DEL 07 DE MARZO

Quería esperar al menos unas semanas de uso para hablar de unas nuevas botas camper que me compré (si en la rebajas... lo reconozco).

Me costaron nada más que 60 €. Al principio pensé que no, que por ese precio me compraría 2 pares en cualquier tienda. Pero again, que equivocada que estaba!!! Si es que no me las quito! Bueno solo cuando llueve, porque son de ante, y cuando caen gotitas se estropean.

Son botas altas y planas, como a mi me gustan. De suela y remate rojo y de ante marrón clarito. Preciosas!!!! Que voy a decir yo. El diseño se ajusta a la perfección al pie y aunque le primer día tuve rozaduras (cosa que a mi al menos me pasa siempre que estreno zapatos) el segundo ya las llevaba como un guante.

La comodidad es infinita. No me entero que las llevo, aunque la verdad es que no paso muchas horas de pie. Combinan con todo: pantalones, vaqueros y faldas (bueno en eso no puedo opinar mucho porque solo tengo 1 falda :-P).

Me parecieron un poco caras, sobre todo si están de rebajas, pero con que me duren 3 años como las anteriores que compre me doy con un canto en los dientes!!!!!!

Por cierto. Para los que tengaís botas o zapatos de piel made in Camper (otros no lo sé) y se os quedan un poco sin color, apagados o queréis darle brillo no hay nada mejor como darle una capita de Nivea de manos (si la de siempre, la de la cajita azul!!!). Digamos que la piel de los zapatos es como nuestra piel. Cuando fuí a comprarme las botas me probé otras de piel con una florecita mu mona bordada. La bota derecha que estaba expuesta tenía una color algo más pobre que la izquierda, que andaba metidita en la caja. La chica de la tienda le dio una capa de Nivea y la derecha pareció rejuvenezer!!! Así que si os pasa eso probad... Supongo que funcionará aunque no sea camper...

Bueno yo me dejo ya de rodeos que si no no acabo....

CAMPER, CUESTIÓN DE ‘PELOTAS’.

Y tras aquello, escribo. Os voy a hablar de una marca de zapatos que todos, a buen seguro, conocéis, se trata de la famosísima Camper.

Camper fue fundada en la preciosa isla de Mallorca en el año 1.975 de la mano de Lorenzo Fluxá, que convirtió un modesto taller familiar en una de las famosas y originales marcas de calzado del mundo mundial.
Desde su primer zapato, el modelo ‘Camaleón’, apuestan por la comodidad y aúnan tradición campestre con innovación.

En 1.982 abrieron su primera tienda y en diez añitos de nada se habían implatando en más de medio mundo.

Han inventado diseños que han dado la vuelta al mundo y han copiado otras marcas, como los ‘Twins’ o las ya archifamosas ‘Pelotas’, modelo señero de la marca.

Se pueden definir los diseños de Camper como calzados de diseño ecléctico con líneas distintas para diferentes estilos o concepciones de la vida. Eso si, todo muy sport, quizás demasiado para mi gusto.

Con los zapatos de Camper, irás a la última, irás muy cómodo,... pero no podrás vestir muy elegante ni muy sexy,... pero bueno, no pasa nada,... yo creo que cada momento en la vida tiene unos zapatos diferentes y ahí todo cabe, ¿o no?

Para este verano dominan los colores básicos, aunque destacan los burdeos y los morados. Los materiales serán el cuero, el ante y el must. Las suelas son todas de caucho, no hay nada en piel legitima,... bueno, en realidad, Camper nunca hace suelas de piel.

Tienen una línea llamada ‘Bou’ con diseños inspirados en calzados de distintas etnias del mundo, desde algún diseó a lo indio apache, hasta algún diseño de los esquimales de Esquimalia.

Camper defiende el llamado ‘mixed look’, que consiste en mezclar prendas que no tienen nada que ver entre ellas,... quizás este bien o quizás sea un invento para colocar sus zapatos con cualquier tipo de ropa y estilo,... quizás sea una simple política comercial más o menos implantada.

Bueno, voy a ir acabando,... no os voy a decir donde hay tiendas de Camper, como suelo hacer con otras marcas, ya que todos sabemos donde están, hay a miles ya que es una marca muy conocida. Sobre los precios os digo lo mismo.

Sed buenos y buenas,... sabéis que siempre estoy vigilando para que no caigáis en la tentación de la suela de zapato y de la planta del pie.
A seguir bien.

Buena calidad, pero a precio alto

La primera opinión que escribo la voy a dedicar a esta marca de zapatos. Una marca que descubrí en mis pies hace unos meses, cuando me compré por primera vez unos zapatos de esta marca.

Casi siempre había utilizado zapatos de la marca Panama Jack, otra de las marcas de zapatos de calidad caras, pero la última vez que fui a comprarme unos zapatos nuevos, descubrí que Camper había aumentado su presencia en las tiendas y tenían muchos modelos distintos. Me probé varios de ellos hasta que encontré unos zapatos de piel negros que me gustaron bastante. Me los probé y como me iban bastante bien me los llevé.

Despues de varios meses de tenerlas, cada vez más estoy convencido que hice una muy buena compra. Son zapatos estéticamente muy bonitos y además cómodos para andar durante varios minutos por ciudad. Quizás me pareció un poco alto su precio de 90 € cuando los compré, pero creo que en este caso pagas realmente la calidad de los materiales y la fabricación del producto, pues están nuevas como el primer día. Espero que aún me puedan durar mucho tiempo más.

A parte de mis zapatos, tambien he podido comprovar la calidad de la marca en unas botas que tienen tanto mi novia como mi hermana, lo que me hace pensar que realmente es de las mejores marcas de zapatos que existen al mercado. Sólo se podría mejorar si ponen unos precios un poco más asequibles, aunque no me parecen exagerados.

Unos zapatos para toda la vida

Echando un vistazo a mi ropa de invierno he alcanzado a ver la caja de unos zapatos que compré allá por el año 2005, son unos botines de la marca Camper, la primero que se me ha venido a la cabeza ha sido :"el dienero mejor invertido en zapatos que he gastado nunca".

Y es que hace ya 5 años que tengo esas botas y no tienen ni un rasguño, ni una mala grieta, ni un descosido y ni un ápice de suela gastada. Muchos direis, "claro, es que no le habrás dado muchos rodeos". ¿Que no? me los ponia cada dia casi para cualquier cosa, para ir a la facultad, para salir en plan informal...practicamente para todo, eran y siguen siendo unos zapatos comodisimos que me pongo ahora con menos frecuencia más que nada por aburrimiento ya, no porque esten estropeados.

El material de los zapatos camper suele ser piel, muy blandita y flexible, pero impermeable y con un tacto muy suave . Los puedes encontrar casi en cualquier color y cada año sacan diseños realmente originales, es muy típico en esta marca que los zapatos del mismo par sean diferentes, es decir, si un zapato tiene cosida una flor por ejemplo, probablemente el otro zapato lleve cosido el tallo, lo que los hace aún más atractivos, ya que son totalmente diferentes a la mayoria de los que te puedas encontrar por ahi. No obstante, también hacen modelos más básicos para aquellos que no seais tan atrevidos/as.

Otro punto a favor de esta marca es que hacen zapatos para ambos sexos y para todas las edades.

Finalmente hablaremos del precio: vamos a ver, lo primero que se te pasa por la cabeza cuando ves el precio es que son carisimos, pero como dice mi madre, algo es caro cuando tienes que estar gastandote el dinero cada año, pero cuando gastas el dinero una vez cada 3 o 4 años, un producto no es caro. Lo que quiero decir con todo esto es que la relación calidad precio es excelente, te gastas dinero si, pero es un dinero que amortizas con creces, asi que recomiendo totalemnte esta marca.

P.D: un dato a añadir, mis botines costaron 90 euros, el precio evidentemente varia en función del calzado. 

TENGO UNA DEBILIDAD

Tengo una debilidad... los zapatos. Me encantan. Por la calle, sin ser consciente de ello, se me va la mirada hacia los escaparates de zapaterías.

Me gusta observar los zapatos de la gente. Incluso a veces me dicen mucho de su personalidad. Hasta es probable que olvide el nombre de una persona, y en cambio recuerde la forma y color de sus zapatos...

Mis preferidos son los Camper. Hasta el momento, tengo bajo mi poder cinco pares, que uso continuamente. Con mi experiencia, voy a señalaros las características que me parecen más importantes:

- ETERNOS -

Desde hace cantidad de años recuerdo haber visto zapatos Camper.
Mi padre tenía unos guardados en plan reliquia, que sólo se ponía para ocasiones especiales. Me dijo todo orgulloso él que los había comprado hacía dieciséis años (eran más viejos los zapatos que yo), y que desde que les hizo el nudo, no lo había deshecho jamás. Era muy fácil ponérselos sin quitar el nudo, le venían como un guante.
Aún los sigue conservando (ya deben rondar más de un cuarto de siglo los zapatitos) y siguen estupendos. Lo que él no sabe es que yo les deshice el nudo y se lo volví a hacer (ji ji ji)

Cuando cumplí catorce años me regalaron unas sandalias de cuero Camper. Ahora tienen más de diez años, me siguen viniendo estupendas y se conservan extraordinariamente nuevas. Los zapatos de esta marca son de muy buena calidad, por lo que te pueden durar una eternidad con poco que los cuides.

- CÓMODOS -

Es algo importantísimo para un producto como es el calzado. Camper intenta sacar al Mercado cada vez diseños más y más cómodos.

No es que sean calzado ortopédico, ni mucho menos, pero están especialmente pensados para que no aprieten ni rocen; suelen tener una suela ancha y flexible, y los materiales son suaves y agradables... una gozada, vamos.

- ORIGINALES -

Sobre todo. Son muy originales en sus diseños. Tanto que son imitados continuamente.
Por ejemplo, esa moda de "zapatillas urbanas", comenzó con la línea "pelotas" de Camper. Son diseños visionarios y a veces un tanto arriesgados, pero son en sí mismos, obras de arte.
Además, un zapato Camper no pasa de moda fácilmente (por no decir nunca).

- EL PRECIO -

Eso es lo malo, que su precio es bastante pero bastante alto, alrededor de 100 euros de media un par, cuando por lo general unos zapatos similares en otras marcas pueden valer la mitad o menos.

Mi opinión es que su alto precio está justificado por su calidad, comodidad y originalidad.

Es un verdadero peligro encapricharse de estos zapatos si no tienes un bolsillo desahogado, como me pasa a mí, porque es un "quiero y no puedo" (mi pobre tarjeta de crédito...¡buaaaa!).

- UNA EMPRESA FAMILIAR -

Hace más de 120 años que un artesano zapatero, Antonio Fluxá, montó una fábrica de zapatos en Inca (Mallorca), que fue heredada durante generaciones hasta convertirse en Camper en los años 70.

Desde entonces, esta empresa ha tenido un éxito arrollador, repartiendo tiendas por España, Italia, Francia, Reino Unido e incluso tiene una tienda virtual (www.camper.es).

Se distribuyen tanto en tiendas propias (franquicias) como en tiendas particulares, a la venta entre otras marcas. También, por supuesto, en la página web.

- FILOSOFÍA ZAPATERA -

El estilo Camper puede definirse con palabras como: divertido, cómodo, práctico, desenfadado, tranquilo, original, tradicional, natural, innovador...

Esta forma de pensar impregna diseños, sus folletos, su web y cómo no, sus tiendas y todo lo relacionado a su imagen.

Hasta aquí mi opinión sobre los zapatos Camper, que como habréis podido comprobar... ¡me apasionan! :O)

Las Balls de camper y a caminar

Voy a hablaros de mis zapatos. Yo tengo los pies muy difíciles, de pequeño los tenía un poco planos y tuve que llevar zapatos ortopédicos. Desde entonces me cuesta encontrar zapatos que me sea cómodos (supongo que me debería crear un trauma o algo así), por eso normalmente llevaba botas de montaña, que para el invierno van de muerte pero en verano son la muerte. Decidí comprarme algo que abrigara menos y me compré las Balls de Camper.

El nombre hace honor a la forma de la suela ya que esta llena de bultitos, parece que hayas pisado un campo de canicas y se te hayan pegado al zapato. Visto desde fuera puede llegar a parecer que lleves puestas unas botas de fútbol pero la verdad es que son unos zapatos de lo mas cómodo. Además son bastante flexibles cosa que me permite utilizarlas para bailar swing.

En cuanto al tejido he de decir que es resistente ya que a pesar de la flexibilidad y del desgaste lógico del uso no se aprecia en ningún punto que se estropee.

El único problema que tienen es que si las utilizo para hacer algo que implique ejercicio (correr, bailar, etc…) el pie se me cuece ya que no tiene por donde respirar. Pero la sensación se pasa rápidamente cuando me las quito.

En definitiva unos zapatos cómodos y útiles, os los recomiendo.

Caminando sobre pelotas

Durante años fui cliente fiel de la marca inglesa Clarks. No tengo ninguna queja sobre esta marca, de hecho sus zapatos continuan siendo parte de mi ajuar, pero ya no en exclusiva, pues los acompañan en el zapatero un par de zapatos Camper.

Compré mis primeros Camper hace unos 4 años, y solo hasta hace poco los renové, duran lo que dura ......, mejor dicho duran mucho tiempo.

Yo los uso a diario, pues mi manera informal de vestir me permite combinarlos día a día y lo que me llamó la atención de ellos fue el diseño de bolitas de su suela de goma. Te da la sensación de estar caminando sobre suaves pelolticas, y la verdad son muy comodos al tacto con el pavimento.

Hace poco tuve que tirar mis primeros viejos Camper, pero no quise despegarme del todo de esta marca que me acompañó en mis últimos andares urbanos, así de que me acerque a la tienda que tienen en la Calle Muntaner arriba de la Avenida Diagonal. Recibí una excelente atención por parte de la dependiente.

Me impactó el escaparate, estaba vacío, la dependiente me explicó que esto era la estrategia de "las rebajas", ya que por los precios ofrecidos los productos se agotaban. La rebaja fue de un 10% sobre el precio normal que en verdad se agradece, voy aprendiendo de mi esposo catalán: "la pela es la pela".

En estos días llovió. Debo admitir que las bolitas en la suela de goma no son el mejor antideslizante para andar sobre las calles mojadas de Barcelona. Por lo demás, estan bien. En su interior son muy cómodos.

Encontré en la caja una corta leyenda que cuenta un poco la historia de Camper. Lo curioso es que esta en ingés, supongo esto se debe a su internacionalización, pero bueno.

Dice el escrito que Camper es un sueño hecho realidad de una familia Mallorquina que desde 1877 estuvo metida en el mundo de los zapatos. Complementando esta información desde su página www.camper,com, la familia fluixá después de tres generaciones abrió su primera tienda en Barcelona en 1981. Hoy son cuatro generaciones que han logrado poner a Camper en el mercado internacional.

Camper es un sueño mediterraneo que representa una manera de hacer, de vivir de sentir !

Salu2

Comodidad definitiva

Si me preguntasen las dos razones principales por las que he utilizado y sigo utilizando los zapatos de la marca Camper, sin lugar a dudas diría el es por comodidad y por la salud de mis pies.

El empeine de mis pies es más bien alto y esto me obliga a cuidar la elección de los zapatos a la hora de comprarlos. Con los Camper este problema lo tengo resuelto ya que tienen la anchura suficiente y el empeine adecuado para que no me apriete el pie. Por su forma adecuada tampoco me aprieta el tobillo. La forma redondeada de la puntera, que a la vez es ancha, tienen la anchura suficiente para que no apriete los dedos de mi pie y puedan éstos moverse con plena libertad tanto hacia los lados como arriba y abajo; a mí particularmente no me agrada el caminar con los dedos apretados dentro del calzado y con estos zapatos me siento con plena comodidad.

Quizás para muchas personas el hecho de que estos zapatos suelen ser, en su mayoría, altos de suela puede ser un tanto negativo. Para mí, este punto no tiene la menor importancia porque lo que más me interesa es el hecho de que el sistema que incorpora frena el choque entre el pie contra el suelo cuando voy caminando o corriendo ya que el material con que está el hecho absorbe el choque. Además, el piso del zapato esta ha hecho con un material muy flexible que me proporciona una sensación de comodidad y libertad. Lo mismo ocurre con la zona del talón, que también está hecho con material adecuado para absorber el choque producido al caminar. La parte trasera del zapato está compuesta de dos partes diferenciadas: la zona superior más blanda para adaptarse con facilidad a los movimientos del pie y la zona inferior más rígida para sujetar mejor el talón.

De Camper yo solamente he probado las sandalias y los mocasines, pero también he visto en las tiendas otro tipo de calzado como zapatillas, botas, etc., todos ellos en una gama muy grande de colores y de modelos. Por otra parte, es curioso el particular cuidado que han tenido al fabricar los zapatos sin que necesariamente tengan que ser simétricos el del pié derecho al izquierdo, en la misma medida que nuestros pies tampoco lo son; quizás por esto se adaptan tan bien a mis pies.

Creo que estos zapatos, además de ser para el uso de todas las personas, los recomendaría especialmente a quienes tengan problemas en el sentido de encontrar calzados con los que caminar con comodidad y amplitud.

Mi Capricho

No viene a cuento, o quiza si, hoy me toca hablar de zapatos, ya ves, unos dias una peqeuna obsesion sale a flote, y eso que lo mio no son las compras y menos de complementos, pero tenggo que reconocer que los zapatos me privan, pero no todos!, ahi esta la cuestion, si tengo que comprar zapatos, (que no sean playeros), mi ganador es Camper.

Desde mi adolescencia siempre veia a mi hermana usando zapatos camper, lo envidiaba para que mentir, el diseno, el look, yo era demasiado joven…pequena para darme el lujo, asi que tuve que esperar unos annitos para empezar a darme el capricho, y desde que empece no pare, no quiero decir que tengo mil pares de zapatos camper…..ya quisiera, pero siempre tengo un par, que ultilizo diariemente, el estilo me deleita…zapatos casuales, con diferentes disennos, pasando de lo tradicional, a la originalidad de la temporada, colores formas, que raremnte puedas encontrar en cualquier otra zapateria.

Y si por eso no fuera poco, La Calidad es insuperable, no exgero cuando digo que todavia tenemos en el armario de casa pares de zapatos desde chiquilla, y la calidad sigue asi hoy en dia, aun usandolos diariamente una media de minimo dos annos por par.

Pero todo tiene un lado malo, y el peor de la marca Camper son los precios, de ataque, a mi me merece la pena, no suelo gastar dinero en ropa, por lo que es un buen capricho que aprovecho hasta el fin de su larga vida….los precios no bajan de los 70 euros por par…las botas rondan los 180 euros pero dependiendo del estilo de zapato varia mucho, en rebajas puedes comprarlos a un precio inferior con la fortuna que casi siempre encuentras la talla y modelo que querias sin tener que pelear.

Completamente recomendados, pero para gustos………..zapatos

TUS PIES EN BUENAS MANOS

¿Por qué no íbamos a confiar para calzar nuestros pies en una marca como Camper, que lleva tanto camino andado? Lo bueno que tiene es no sólo la confianza que produce la larga tradición de sus zapatos, sino que la calidad y la comodidad no desaparece de ninguno de sus modelos. T

odos son de piel de primerísima calidad y proporcionan una sensación de confort que muchos zapatos no logran. Es algo a tener muy en cuenta, ya que vamos calzados la mayor parte del día, y si nuestros pies no están relajados, si los zapatos nos aprietan, nos resultan duros, sentimos que la suela no dobla, o algo por el estilo, nuestro cuerpo entero se resiente.

Además, Camper tiene modelos innovadores, está a la última moda en cuanto a calzado se refiere, sin eliminar nunca tampoco de sus filas de combate los modelos más tradicionales y buscados. En fin.. una marca sin queja posible... es cierto que hay que desempolvar el monedero con ellos, pero el resultado lo compensa. 

A prueba de bombas

Recuerdo hace unos cinco años aproximadamente cuando me compré mis primeros pares de Camper. Recuerdo el famoso modelo " náutico " y sus 100€ que me costaron......

Un día apareció una amiga con sus náuticos, zapatos que no me acababan de convencer, pero justo este modelo parecía bastante guapo. Me gustaban como quedaban con unos simples tejanos, por lo que me decidí a comprarlos.

Uso un 39, número poco común para un tío, pero que le vamos a hacer. Este "problemilla" con mis pies recae siempre a la hora de buscar unos zapatos, ya que los fabrican mayoritariamente a partir del 40. Mi sorpresa fue cuando al pedir un 39 en la tienda Camper, no me pusieron pegas de ningún tipo, me sacaron mi número, me lo probé y me lo quedé, eso sí, no antes de sacarme los 100 euritos.

Hay que destacar que los zapatos eran comodísimos, vale, habían costado 100€, pero entre la comodidad y el hecho de tener el número 39 no me importó pagarlos. Destaco el hecho de la comodidad, ya que eran increíblemente blandos y no parecía que llevaras nada, no apretaban, no te hacían rozaduras, vamos, no los notaba.

Hace unos 6 meses volví a comprar otros zapatos de esta marca, cansado ya de comprar calzado que a los 7 meses se habían despegado, magullado o roto. El recuerdo de mis primeros Camper, y el hecho de durarme más de 3 años ( aún los conservo por si se vuelven a llevar ) hizo decantarme y acudí a una tienda de este tipo. Encontré unos zapatos de color clarito con suela de goma que eran tremendamente cómodos, la suela repartía uniformemente el peso en todo el zapato. Esta vez no encontré número 39, así que me conformé con el 40, pero bueno, no me he arrepentido. Estos zapatos me costaron 90 euros, como los que me había comprado hace 5 años ( aún no estaba el euro.........por lo que me extraño que se mantuviera el mismo precio ).

Hay que destacar que son unos modelos que se encuentran fácilmente, muchas tiendas ya venden modelos de esta marca, al igual que existen tiendas propias Camper, donde exponen la mayoría de zapatos. El precio no suele ser barato, aunque tampoco resultan tremendamente caros, el coste se mueve normalmente por encima de los 90 euros aproximadamente. El único inconveniente que les achaco es la falta de modelos, suelen ser todos muy parecidos, con colores muy iguales entre modelos y formas.

De momento tengo en mi casa 2 modelos de esta marca, y no creo que quede ahí. Por su comodidad, su fácil búsqueda y su durabilidad, aconsejo esta marca de zapatos. Puede parecer cara, pero realmente estás pagando calidad, y los pies suelen ser bastante delicados.

No quiero parecer pesado, pero realmente son comodísimos, de lo mejorcito que he probado.

Si queréis saber más sobre esta compañía, modelos y precios no dudéis en visitar su página web: www.camper.es

Calzado todoterreno

Tuve un par de zapatos Camper cuando era pequeña. Al parecer, mientras jugaba en el parque destrozaba todos los zapatos, así que mis padres decidieron comprarme unos buenos aunque fueran caros.

Recuerdo que me compraron unos Camper marrones, del estilo de los famosos náuticos. Eran de una piel muy flexible, así que me eran comodísimos para jugar o para cualquier caminata que me pusieran. Además eran preciosos, recuerdo que cada día al llegar a casa los limpiaba muy a conciencia para que estuvieran siempre muy bien cuidados y me duraran muchos años. Pero lo que mejor recuerdo es lo muchísimo que me duraron aquellos zapatos, de hecho, creo que aún ahora están por el trastero guardados como si fueran una reliquia. Yo no sé si es que mis cuidados y mimos diarios dieron su fruto, aunque realmente son unos zapatos auténticamente todoterreno, y por ello sobrevivieron a mis años de juegos arrastrándome por el parque, dándole patadas a todo bicho viviente o a cualquier partido de fútbol improvisado.

Realmente fue la mejor inversión que pudieron haber hecho mis padres por aquel entonces, porque yo destrozaba un par cada 4 meses, y claro, así no ganaban para calzarme. Pero desde que me compraron los Camper, se olvidaron de mí (en ese aspecto) hasta que ni el calzador ni los polvos de talco eran capaces de meterme aquellos zapatos en los pies. Recuerdo que lloré cuando ya no pude ponérmelos más, me resultaban demasiado cómodos y muy fuertes. Mis padres no me reñían si los arrastraba por el suelo, porque no se estropeaban, ¡¡y yo estaba encantada!!.

Hoy en día la marca Camper sigue ofreciendo calzado de la misma calidad, buenos, fuertes y muy cómodos. Son algo más caros, pero es evidente que se paga por la calidad.

Ahora hay mucha variedad para elegir en esta marca, tanto en zapatos, como botas, como cinturones... Siguen trabajando la piel con la misma calidad y resultados que antes, y eso se agracede.

Gran relación calidad-precio

Los zapatos Camper son algo más que un artículo de moda. Su calidad, diseño y resistencia están por encima de modas pasajeras.

Están a la vanguardia del diseño. Desde que descubrí las botas y los zapatos de Camper lo tengo muy claro: el precio puede ser algo más caro que otras marcas, pero aún siendo más baratos que Timberland tienen el mismo, o incluso mayor, nivel de calidad. Es un calzado pensado para durar varios inviernos o veranos y cuyo diseño no pasa de moda.

Poco a poco van saliendo al extranjero. Las campañas publicitarias son muy imaginativas, al estilo de las de Diesel, y se pueden encontrar en las mejores publicaciones europeas. Parte de ese éxito se debe al zapato "pelotas" que se puso tan de moda hace dos años y que en sus distintas versiones de verano e invierno sigue arrasando.

Un concepto ganador: excelente relación calidad/precio, diseño, e imagen actual. Es un calzado pensado para ser "andado", cómodo y práctico.

La calidad se nota

Hoy os voy a hablar de una marca de zapatos que se fabrica a pocos kilómetros de donde vivo, que es una de las ciudades de España con gran auge en la fabricación y distintas marcas de zapatos que tanto exportan como importan a todos los rincones de este planeta.

Y como no la marca Camper, que lleva entre nosotros muchos mas años de los que podáis llegar a imaginar es una de las mejores marcas de fabricantes de zapatos de nuestro país, de la que puso de moda una clase y una linea de zapatos que allá por los años 80 la puso tan de moda que le salieron marcas imitadoras que los vendían a un precio algo inferior al que las solían vender este fabricante, pero sin llegar ni mucho menos a la gran calidad y durabilidad que podíais llegar con los zapatos de la marca Camper.

Por ello, se por gran experiencia sobre esta marca, de la que muchos años atrás he llegado ha calzarla en mis pies durante mucho tiempo, sobre todo debido a que a mi los zapatos en cuestión me duraron muchos años mas de lo que me duran otros que pueda tener de otras marcas pero sin la misma robustez con la que caracterizaban a esta linea de zapatos de la que les hablo de la casa camper, que son aquellos típicos zapatos con dibujo algo cuadrado y con algo de tacón del cual nos hacían pisar mas cómodamente cada vez que podías calzarlos.

Y aun recuerdo que esta marca de zapatos tenia allá por aquellos años un alto precio para lo que se pagaba por unos zapatos, pero que a la larga te salían baratos debido a que otras marcas que fabricaban el mismo estilo de zapato como recuerdo por aquel entonces que eran los de la marca Snipe, te llegaban a durar estos de Camper como dos o tres de los de Snipe, con lo que te llegaba a salir mas a cuenta comprarte algo mas caro para asegurarte una mayor calidad para tus pies.

Pero bueno con el tiempo esta marca se le han ido complicando las cosas, debido a mejor tratamiento por los distintos gobiernos tanto regionales como nacionales por otras marcas, con lo que esta marca paso a tener una gran crisis de ventas a finales de los años 90 de la que me parece que empieza ahora a recuperarse ligeramente y ha comercializarse algo mas su producto, pero no tanto como nos tenia acostumbrado allá por los años 80 que se podían adquirir en muchos establecimientos de este país.